La sardina y las tradiciones de San Juan

Se acerca la Noche de San Juan, una de las veladas más mágicas del año. Se trata de la fiesta con la que miles de pueblos de nuestro país -costeros y de interior- dan la bienvenida al verano. Acompañando a las diversas tradiciones de este día, la sardina se convierte en la protagonista absoluta.

Con un denominador común -el fuego-, cada pueblo festeja esta noche con sus propios rituales y degustaciones culinarias. En varios puntos de España existen tradiciones alrededor de esta fiesta: San Xoan en Galicia; las Festes de Sant Joan en Ciutadella; los Correfocs, dimonis y las falles de Isil en Lleida; la quema de los júas en Málaga; la fiesta del agua en Lanjarón o el San Juanito canario. En todas ellas, se celebra la llegada del estío con verbenas, cenas populares y saltos de hogueras hasta bien entrada la madrugada para “quemar” las energías negativas. Y la sardina hace las delicias de muchos de sus participantes.

 

Hogueras de San Juan

1. Origen de las fiestas de San Juan

La noche de San Juan, que se celebra en la madrugada del 23 al 24 de junio, tiene un origen pagano. Está vinculada a la celebración del solsticio de verano en el hemisferio norte. La creencia popular hacía que se encendiesen fuegos para tratar de retener al sol cuando los días comenzaban a acortarse. El cristianismo adaptó esta tradición a su calendario y sitúa el origen de la celebración en el nacimiento de San Juan Bautista una noche del 23 al 24 de junio, que su padre anunció ordenando encender una hoguera.

Sea como sea, el ritual del fuego ha llegado hasta nuestros días. La noche de San Juan se celebra con algarabía y ha dado lugar a varias supersticiones. Se saltan hogueras y olas de mar para lograr cumplir deseos. Se busca el amor a través de varios rituales. Y en Galicia, también existe la superstición de que, para limpiar y alejar los malos augurios, a la mañana siguiente, la cara ha de lavarse con agua. No un agua cualquiera, sino una en la que se han dejado reposar varias flores aromáticas durante la noche.

 

2. La sardina, reina de la Noche de San Juan

Si hay un pescado saludable, rico y popular en verano, esa es la sardina. Existen varias especies, siendo la sardina atlántica la más apreciada. El consumo en Galicia y Cantabria, cuyos ejemplares suelen ser de mayor tamaño, es muy elevado. Al sur del Mediterráneo, en Málaga y Granada, también se come mucha sardina, aunque allí su tamaño es menor. ¡¿Y qué decir de nuestros vecinos portugueses?! Ellos también disfrutan de este maravilloso manjar a lo largo y ancho del país.

 

3. Un producto saludable

Como todo pescado azul, la sardina destaca por sus propiedades nutricionales y se considera esencial en una dieta equilibrada. Su contenido en ácidos grasos Omega 3 ayuda a controlar los triglicéridos, protege contra la arteriosclerosis y previene el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, este pescado cardiosaludable proporciona al cuerpo humano una gran cantidad de proteínas de alta calidad y minerales (yodo, hierro, fósforo y calcio), así como vitaminas A, D, E y B12.

Sardinas de San Juan

4. Menú de verano: sardina a la brasa

La sardina es un pescado delicado, ya que ha de venderse muy fresca y es recomendable consumirla lo antes posible.
Está deliciosa a la parrilla, por lo que las brasas de las hogueras de San Juan proporcionan el material perfecto para degustarla esa noche. Entre la variedad de alimentos que se consumen en la fiesta, la sardina sigue siendo la reina indiscutible de esta celebración. En estas fechas se inicia su temporada, que se prolonga hasta casi el final del verano. Es entre julio y agosto cuando su calidad alcanza las cotas más altas.

 

5. Abrir y cocinar

Si quieres preparar unas sardinas deliciosas, te lo ponemos fácil. Nuestros pescados están pensados para facilitar al máximo su preparación. Nuestras sardinas no sólo son un producto de máxima calidad, sino que su presentación en filetes ya limpios te permite cocinarlas en cualquier momento. Solo necesitarás preparar unas brasas o carbón, tener a mano un poco de sal gorda y una parrilla a la que puedas dar la vuelta. Tres o cuatro minutos en la parrilla por cada lado y estarán doraditas y crujientes por fuera y en su punto por dentro. ¡Ñam, ñam!

¿Que las sardinas no son para ti? Te proponemos otro pescado azul como el salmón. ¿Que no te gustan los sabores fuertes? La lubina o la dorada pueden ser una opción más ligera y suave para cocinar a la brasa.

 

Y tú, ¿buscarás sardinas para mojar el pan en la noche de San Juan? ¡Anímate y comparte con nosotros tu lugar y tu menú favorito para esa noche!

Sardinas de San Juan

Actualizado el 12/06/2018

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en “La sardina y las tradiciones de San Juan

Deja un comentario