Nuestra piscifactoría de besugo

La acuicultura consiste en “replicar” en cautividad el ciclo biológico que las especies siguen en libertad. Para desarrollar esta actividad es fundamental tener conocimientos de la biología de la especie, en especial de su ciclo de vida, de sus hábitos, alimentación, reproducción y genética. Hoy os explicamos cómo realizamos la cría de besugo en Isidro 1952, la única piscifactoría de esta especie en el mundo.

Piscifactoría de besugo de Isidro 1952
Arrancando pronto por la mañana…

1. La acuicultura en España

¿Sabías que España es uno de los principales productores acuícolas de la Unión Europea? Según el último informe de APROMAR, la especie más importante en cuanto a volumen y a valor de la producción es el mejillón (Galicia es el segundo productor a nivel mundial de este producto). Entre las otras especies que destacan en el contexto internacional están la trucha arco iris (761 766 toneladas), la dorada (166 794 toneladas), la lubina (162 399 toneladas) y el rodaballo (65 176 toneladas).

Piscifactorías de Isidro 1952
Piscifactorías de Isidro 1952
Piscifactorías de Isidro 1952
Piscifactorías de Isidro 1952

2. Isidro 1952 y la acuicultura

Nuestra empresa posee una larga tradición acuícola centrada en especies con desarrollo óptimo en Galicia. Nuestras piscifactorías están situadas a menos de dos horas de la planta de procesado, lo que garantiza la frescura de los productos que elaboramos.

1981: Creamos nuestra primera planta de trucha.

1992: Nuestra empresa inauguró su primera piscifactoría de rodaballo.

1999: Abríamos nuestra piscifactoría de besugo en nuestra planta de Valdoviño.

2018: El equipo de trabajo multidisciplinar que trabaja en nuestras granjas está formado por 9 personas (buzos, patrones de embarcaciones, alimentadores y encargado).

Pesca del besugo
Pesca del besugo
Pesca del besugo
Pesca del besugo

3. Las diferentes fases de la cría de besugo

En Isidro 1952 realizamos todo el proceso: desde la fecundación y el nacimiento de los alevines hasta el envío del pescado a los puntos de venta.

Nuestro sistema de trazabilidad nos permite realizar el seguimiento y control exhaustivo de los productos que elaboramos garantizando de este modo a nuestros consumidores una calidad y frescura insuperable.

Tras 5 años de pruebas conseguimos establecer las bases del cultivo de esta especie a nivel industrial. Hoy en día, nos enorgullece poder decir que somos la única piscifactoría del mundo y que producimos anualmente entre 140 y 200 toneladas dependiendo de demanda comercial.

 

3.1. Cultivo o crianza

Tenemos dos instalaciones principales: el Criadero o Hatchery (que se encuentra en Valdoviño, A Coruña) dónde los peces están desde el huevo hasta los 6-8 meses, y el centro de producción (situado en el Polígono de Cultivo de la Xunta de Galicia en Lorbé, A Coruña) dónde los peces recién llegados de Hatchery se albergarán en jaulas de unos 16 metros de diámetro durante aproximadamente año y medio.

 

3.2. Poblamiento

La piscifactoría está compuesta por redes con forma tubular y cerradas en el extremo inferior, con diámetros que oscilan entre 18 y 25 metros.

Nuestro sistema de cultivo es de baja intensidad para que los peces puedan desplazarse cómodamente y sin dificultad. De esta manera, además de aprovechar las condiciones naturales favorables que nos ofrecen las aguas gallegas, podemos garantizar su correcto desarrollo y una máxima calidad.

Allí estarán durante 4 o 5 años hasta alcanzar la talla comercial que, dependiendo de la demanda, oscila entre los 600 gramos y 1 Kilo. En esta última etapa, el crecimiento de los besugos se ralentiza y ¡puede llevar hasta un año que engorden 200 gr!

 

3.3. Pesca

Cuando la especie ha alcanzado su grado de maduración cumpliendo las normativas del mercado, se pesca y procesa para su posterior distribución. Son inmediatamente trasladas a nuestra fábrica en Cambre (A Coruña) que se encuentra a apenas 15-20 minutos de ahí.

Control de calidad en nuestra fábrica
Control de calidad en nuestra fábrica

3.4. Control de calidad

Tan pronto el pescado llega a nuestra fábrica, nuestros inspectores de calidad miden su temperatura (entre 0 y 5 grados) y comprueban que el producto cumpla todos los estándares de calidad. Para ello, comprueban que las agallas estén rojas, el ojo negro y brillante, el rigor de la pieza y que no tenga ninguna deformidad.

 

3.5. Clasificación

Tras la aprobación de la mercancía, el pescado pasa a una sala de clasificación dónde, en función de su peso, se distribuye y envasa en diferentes cajas.

Las raciones suelen pesar entre 400 y 600 gramos, pero en Navidades y en verano está aumentando la demanda de las piezas de 600-800 gramos.

Sólo falta que los operadores cierren la caja y que nuestro besugo se vaya directo a tu pescadería… ¡y a tu mesa!

Besugo de Isidro 1952
Nuestros besugos listos para salir!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en “Nuestra piscifactoría de besugo

Deja un comentario