Claves para una dieta saludable en verano

Llega el verano, el sol, las vacaciones, el terraceo, las cervecitas, las tapillas, las comilonas… ¿es posible mantener una dieta saludable durante esta época del año?  ¡Claro que sí! En Isidro te contamos cómo.

Las dietas milagro, la operación bikini, el cuerpo de playa…

Seguro que alguien te vendrá con la historia de que perdió varios kilos a la semana con la dieta de…  ¡No cometas ese error! Esos regímenes prometen adelgazar muchos kilos en poco tiempo. Al ser una pérdida de peso rápida y puntual, trae consigo el temido efecto rebote y graves problemas de salud. Olvídate de las falsas dietas milagro y quiérete mucho. Aprovecha esta época para disfrutar y cuidarte.

 

El pescado, tu gran aliado

 Para tener un peso saludable, hay que mantener un equilibrio entre lo que comemos y lo que nos movemos. Realmente no es tan simple ya que hay más factores a tener en cuenta como descansar bien o reducir el estrés, pero si comemos adecuadamente y estamos activos, mejoraremos seguro nuestra calidad de vida y apariencia.

Aprovecha los múltiples beneficios de comer pescado. Es sabroso, de preparación sencilla, y ligero. Es uno de los alimentos más saludables que existen, alto en proteínas, con vitaminas del grupo B, A y D y rico en selenio, potasio y fósforo. Además su propiedad estrella, los ácidos grasos omega 3, disminuyen el colesterol, la hipertensión leve, previenen las enfermedades cardiovasculares y poseen una función antiinflamatoria.

El método de cocción es muy importante. Preparar tus alimentos a la plancha, al horno o a la parrilla, al vapor o hervidos son algunas ideas más adecuadas para el verano. Aunque el pescadito frito es un clásico, es mejor dejarlo para cuando salgamos y en casa comer más ligero.

Nuestro consejo son los Apetitosos, pescado fácil, rico y sano que te permitirán disfrutar aún más de tu tiempo libre. En verano no nos apetece mucho estar en la cocina. Desde Isidro, te ofrecemos una amplia variedad de pescados. Nuestros Apetitosos se preparan en el microondas en tan solo 2,5 minutos conservando así todos los beneficios de la cocina al vapor. Añade una guarnición de verduras y una ración de pan, y tendrás un delicioso y equilibrado menú para la comida o la cena.

Pequeños cambios, grandes resultados

 Al final todo es una cuestión de hábitos y desde Isidro te proponemos unas variaciones de tu rutina que te ayudarán a mantenerte y sentirte con fuerzas para todo.

El verano es la época del año idónea para aumentar la energía que gastamos y mantenernos en un peso saludable. Hay más horas de luz, sentimos menos el cansancio, nos bañamos, visitamos nuevos sitios, pasamos más tiempo con los peques de casa…todo son ayudas para aumentar nuestra actividad física. ¡Y ojo no te olvides de protegerte del sol!

 

  • Aprovecha el buen tiempo para pasear. ¿Puedes disfrutar más con tu mascota de largos paseos por la mañana? ¿Bajarte una parada antes del transporte? ¿Qué tal salir a dar una vuelta cuando anochece y ya refresca para disfrutar de las noches de verano? Cualquier excusa es buena para practicar la actividad más cardiosaludable de todas: ¡caminar sin prisa pero sin pausa!

 

  • ¡Desempolva la bicicleta! Cada vez más ciudades cuentan con carril bici y hacen de este medio de transporte una opción segura y saludable. Revisa las reglas de circulación y ve por las zonas indicadas. Lleva ropa adecuada con la que sea fácil visualizarte y el casco. No hace falta que hagas el tour de Francia, con pedalear tranquilamente varias veces a la semana notarás la diferencia.

 

  • ¿Estás de vacaciones? ¡Pues a madrugar! No, no es broma. Muchas personas disfrutan de dormir hasta tarde en las mañanas, pero en España quizás no sea la mejor de las ideas. Las horas centrales del día son muy calurosas, por ello es mejor que madrugues cuando el día aún está fresco y aproveches las horas fuertes de calor para estar en casa o en el hotel y echarte una buena siesta. ¡Spain is different!

 

  • ¿Playa o piscina? El agua es el medio idóneo para mover todos los músculos del cuerpo moderadamente. Aprovecha cada baño para hacerte unos largos (puede ser nadando estilo rana). También puedes hacer saltos sumergiéndote e impulsándote en el fondo, o apoyarte en un lateral y darle bien a las piernas.

 

  • ¿Tienes peques a cargo? Pues nada de quedarnos mirando, ¡a jugar! No hay una excusa mejor para estar activo. Desde jugar a las palas, a la pelota, al pilla pilla… las personitas están llenas de energía y siempre deseosas de gastarla así que comparte su dinamismo y verás qué bien te sienta.

Algunas claves para vivir un verano de lo más saludable:

  •  Organízate. Aprovecha para comer en casa saludablemente para así permitirte algún capricho cuando salgas. Todo es cuestión de equilibrio.
  • Come cinco veces al día. ¡No necesitas pasar hambre!
  • Bebe mucho dentro y fuera de las comidas. ¡No esperes a tener sed! Hazte con un termo que mantenga el agua fresca y te permita llevarla allá donde vayas. Así beberás esos 2 litros y evitarás la tentación de las bebidas gaseosas y azucaradas.
  • ¡Muévete! Realiza alguna actividad física moderada adaptada a tus capacidades.
  • Aprende a gestionar las emociones. Te parecerá que no tiene nada que ver, pero el estrés altera nuestras hormonas y estas se relacionan directamente con la forma en que procesamos los alimentos.
  • Duerme bien. Al menos 7-8 horas al día. Un estudio reciente de la universidad de Chicago, indica que descansar correctamente durante toda la noche hace que se pierda más cantidad de grasa.
  • ¡Disfruta! Pásatelo bien y ríete mucho. La vida social es indispensable así que sal y verás lo bien que te sientes.

 

Algunas aplicaciones serán el complemento perfecto para ayudarte con estos nuevo hábitos veraniegos. ¡Pero recuerda que lo más importante es disfrutar mucho de tus vacaciones. 😉

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 comentarios en “Claves para una dieta saludable en verano

Deja un comentario