Los procesos de calidad y conservación del pescado

Más horas de luz, temperaturas ideales, tiempo libre para el descanso y el relax…el verano es nuestra época favorita. Nos apetecen comidas frescas, sanas y digestiones ligeras.

Los productos del mar, tanto pescados como mariscos, se convierten en uno de nuestros alimentos preferidos. No es de extrañar que su consumo se dispare en esta época, con todos los beneficios que ello implica. Los pescados de esta temporada son, principalmente, los azules. Sabrosos y cardiosaludables por la calidad de sus grasas insaturadas denominadas ácidos grasos omega-3.

Respecto a la salud y seguridad alimentaria, los pescados y los mariscos son alimentos muy perecederos, es decir, tienen una vida útil muy corta y más aún con las altas temperaturas. A la hora de manipular pescado fresco es imprescindible un control de toda la cadena y asegurarnos un origen de primerísima calidad. En esto, Isidro te lo pone fácil también 😉

fabrica-Isidro1952Apuesta por la innovación, nuestra baza ganadora

En Isidro, expertos gallegos en pescado fresco desde 1952 , sabemos que el secreto de estos productos es su frescura, para ello debemos optimizar la cadena de frío.

¿Cómo conservamos la frescura manteniendo las propiedades nutritivas y las características de los productos de mar?

Nuestra planta es 100% diáfana, digitalizada y adaptable a las necesidades de producción. Nuestras actuales líneas de productos son los embandejados MAP, Apetitosos, Rebozados, Hamburguesas y Sushi tienen el siguiente denominador común: la manipulación impecable de la materia prima.

Cada partida de pescado o marisco que entra en las instalaciones de Isidro cuenta con un sistema de trazabilidad informatizado. Este procedimiento permite conocer toda la información del producto, desde su origen hasta la fecha de captura o de entrada en la nave.

La producción se planea diariamente ayudada por el SIL (Safety Integrity Level), un sistema de información de línea que permite una gestión y almacenamiento óptimo a la temperatura necesaria de cada especie hasta el momento de su procesado y posterior envasado. Además, la planta cuenta con un control de alérgenos y transiciones entre productos planificadas e higienizadas por completo.

El pescado de altamar se congela de forma inmediata y llega hasta nuestra planta con las máximas garantías de calidad e higiene. El descongelado se realiza con refrigeración, para no romper la cadena de frío. Además, al ser productores, las especies llegan desde nuestras granjas a nuestra nave de procesado, en menos de una hora, lo que supone para el consumidor una garantía de frescura y calidad.

trabajadora-isidro-1952

El pescado ya está en nuestra nave ¿qué pasa a continuación? Cada pieza se limpia y filetea utilizando maquinaria de última tecnología, casi sin manipulación y siguiendo normas estrictas de seguridad alimentaria.

Esta materia prima terminará con un tratamiento específico en la sala que corresponda a cada gama de productos.

Por ejemplo, nuestros Embandejados, pescado fresco, limpio y sin mermas, se envasa con tecnología MAP y termosellado. Esto es, se conserva en una atmósfera protectora. Se les extrae el oxígeno y se le añaden gases protectores para evitar la contaminación microbiológica. Así se aumenta la vida del producto sin necesidad de añadir conservantes.

Los Apetitosos, nuestra gama de platos de pescado, se envasan sobre una bandeja microondable y se termosellan. La supervisión de todo el proceso es tanto automática como manual.

Contamos con certificaciones que garantizan nuestros estándares de calidad e higiene, como la de Sistema de Gestión en Seguridad Alimentaria IFS, de Sistema de Gestión de Calidad según UNE-EN ISO 9001:2000, entre otras.

compromiso-frescura-pescado-isidro1952

En nuestras casas: la regla de oro es no romper la cadena de frío

El tiempo en que pescados y mariscos se mantienen en perfecto estado depende de la especie, su manipulación y temperaturas adecuadas desde su distribución hasta su llegada al consumidor. Y éste juega también un importante papel ya que es un eslabón más de la cadena de frío.

Pero no temáis, bastan unas pequeñas precauciones para evitar contaminaciones y una posible intoxicación. Es importante comprar a vendedores que nos garanticen el origen de los productos de pesca, y con hábitos de higiene protocolizados. También debemos prestar atención al aspecto del pescado: ojos brillantes y claros, agallas rojas, escamas brillantes y carne tersa Si no tiene este aspecto no debe comprarse ni mucho menos consumirse. Además, el etiquetado de los productos nos facilita mucha información por eso es interesante reparar en las etiquetas durante unos minutos.

El transporte a casa debe realizarse de la forma más inmediata posible. Recuerda que los cambios de temperatura y la ruptura de la cadena del frío, deben evitarse especialmente en verano. La refrigeración y la conservación en frío mantiene la calidad de los productos, pero debería consumirse cuanto antes.

Verano y pescado fresco, de forma fácil, rica y segura

En verano, no renuncies a una dieta sana consume pescado y marisco con tranquilidad, acompáñalo de unas verduras o una ensalada y disfruta de todos sus beneficios. Aquí te proponemos algunas recetas fáciles ¿Y por qué no un plato de pescado en frío?
Y ya sabes que, si no dispones de tiempo o no te apetece cocinar, Isidro te lo pone en bandeja. Nuestros Apetitosos, platos de pescado microondables, listos en 2,5 minutos, son nuestra solución para ti.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario