¿Por qué el pescado es bueno para la salud?

Hoy en día nadie cuestiona que “comer bien” es muy importante para estar sanos. Pero, en realidad, ¿Sabemos lo qué es una alimentación saludable? Una dieta saludable es, según la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas, aquella “que permite alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo, conservar o restablecer la salud, disminuir el riesgo de padecer enfermedades, asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia, y promover un crecimiento y desarrollo óptimos”.

La importancia de incluir el pescado en la dieta

El pescado es uno de tus grandes aliados a la hora de planificar tu dieta saludable. Debes tomarlo de 3 a 4 veces a la semana. Esta pauta no se limita solamente a los adultos, sino que debe extenderse también a los niños. Organismos de prestigio internacional como la FAO y la OMS nos animan a introducir el pescado en los menús infantiles, ya que sus investigaciones concluyen que los hábitos alimentarios saludables que incluyen pescado y se establecen en los primeros años de vida influyen en la manera saludable de alimentarse durante toda la vida adulta.

Especialistas del mundo de la pediatría y de la nutrición infantil nos hacen saber que la formación de hábitos alimentarios y estilos de vida saludables es un proceso interactivo que comienza en la infancia. El rol de los adultos como estimulantes y modeladores de las conductas alimenticias de niños y niñas es esencial para la consolidación de unos cuidados de salud y nutrición básicos.

El consumo de pescado favorece un crecimiento sano, además proporciona beneficios a largo plazo, como la reducción del riesgo de sobrepeso, obesidad o malnutrición, e incluso del asma. También aportan numerosos minerales, sobre todo fósforo que contribuye a que el cerebro esté más activo, favoreciendo también la concentración y la atención. De hecho, es importante introducir pescado blanco en la dieta de los bebés a partir de los 6 meses y azul a partir de los 18 meses.

De forma similar, los pescados azules, por sus ácidos grasos Omega-3, son muy importantes durante el embarazo y también la lactancia para un desarrollo neuronal y cerebral del bebé óptimo.

El pescado es una magnífica fuente nutricional. Es un alimento comparable a la carne por su excelente valor biológico y, también a los huevos por su riqueza proteica. Todo nuestro organismo, desde el cabello, la piel, los músculos, las uñas, hasta el cerebro, necesita proteínas para construir y repararse.

El pescado también nos nutre de las vitaminas A y D, del grupo B y un interesante aporte de calcio, zinc, yodo y cobre. Y los hidratos de carbono en el pescado son muy bajos.

De igual modo, todos esos beneficios nos siguen favoreciendo ya de adultos. Como las grasas del pescado son insaturadas, van a despejar y limpiar nuestras venas. Su alto contenido de ácidos grasos Omega-3, presentes, principalmente, en el pescado azul regulan el colesterol y contribuyen a disminuir la inflamación de la artritis reumatoide.

¿Sabías que todos estos nutrientes esenciales que aporta el pescado se digieren y asimilan mucho mejor que los de la carne?

A la hora de elaborar nuestros menús saludables debemos alternar el consumo del pescado graso, también conocido como azul, con el magro o blanco.

¿Qué implica una dieta saludable?

La estrategia NAOS -Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad-, promovida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, trata de ofrecer una respuesta a esta pregunta siguiendo las directrices marcadas en nutrición, por los organismos sanitarios internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Europea.

Su pirámide doble (en el enlace anterior) muestra las recomendaciones de frecuencia -diaria, semanal y ocasional- de consumo de los distintos grupos de alimentos, y paralelamente, las de actividades de ejercicio físico. Así fomenta una alimentación saludable y de la práctica de la actividad física, usando como base la evidencia científica. Mens sana in corpore sano.

El consumo del pescado (blanco y azul) se sitúa en el centro de la pirámide alimentaria NAOS, junto al de legumbres, huevos, carnes, embutidos, frutos secos. Todos ellos son alimentos importantes y pueden combinarse con otros, debiendo consumirse varias veces a la semana, aunque no todos los días.

Come sano, muévete y bebe mucha agua

Muchas veces los ritmos de nuestros estilos de vida hacen que no nos cuidemos lo suficiente y que nuestros hábitos alimenticios no sean los más sanos.

No podemos olvidar que una alimentación sana, una correcta hidratación y una actividad física constante son la combinación perfecta para mejorar la calidad de vida, aumentar el bienestar psicológico e incluso mejorar nuestro estado de ánimo.

Además de saludable, el pescado es un alimento muy sabroso y versátil, admite diversos métodos de cocción y todo tipo de recetas, sencillas y variadas.

Que la falta de tiempo no sea una excusa para dejar de alimentarte bien. Isidro piensa en ti ¿qué tal un salmón a las finas hierbas en 2,5 minutos de microondas? Nuestra línea de Apetitosos son la opción perfecta para cuando no dispongas de tiempo.

Introduce el pescado en la dieta de tus peques con nuestra línea de Rebozados. Anillas a la romana, figuritas y bolitas de pescado elaborados con piezas de pescado enteras y sin grasas trans. Nuestras hamburguesas de pescado con su suave sabor, harán que conseguir que coman pescado no  sólo no suponga un reto sino que comer pescado sea divertido y delicioso.

Y recuerda, consumir pescado es consumir salud.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en “¿Por qué el pescado es bueno para la salud?

Deja un comentario