Los 10 mejores trucos de cocina para preparar pescado

¿Tienes una relación difícil con el pescado? ¡Con estos 10 trucos querrás comerlo todos los días!

Pros y contras de comer pescado

Sabemos que el pescado es uno de los alimentos más saludables que existen. Nos aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas y sales minerales. Nos ayuda a regular el colesterol y a controlar el peso. Facilita que tengamos digestiones ligeras. ¡Todo son ventajas! ¿o tal vez no?

La verdad es que comer pescado no siempre es fácil. Puede ser porque nos parezca que su sabor es muy fuerte. Quizás no sepamos cocinarlo. Se nos queda pegado en la sartén. Nos cuesta apartar las espinas. Queda toda la casa con olor a pescado… ¿os suena? Pues no os preocupéis. ¡Tenemos la solución a todos estos problemas!

 

1. Suavizar el sabor fuerte a pescado.

Un muy buen truco para todos aquellos que no sean grandes amantes del pescado. Aunque pueda parecer raro, remojar el pescado en leche ayuda a suavizar su sabor. Bastará con media hora, pero mejor si lo dejamos toda la noche. También podemos descongelar pescado en leche con el mismo objetivo. Podemos añadirle sal, pimienta, perejil, ajo o nuestras especias preferidas. Después, escurrimos bien la leche y cocinamos normalmente.

suavizar-sabor

 

2. Evitar el olor a pescado

Una buena solución para evitar el olor es cocinar al horno el pescado. Mejor aún si utilizamos la técnica del papillote. Se trata de meter el pescado (en rodajas, filetes o entero si son piezas pequeñas) en papel de aluminio al horno. Adobamos al gusto, hacemos un paquetito y el resultado es delicioso. Se cocina en su propio jugo al vapor, y ¡No dejará ningún olor a pescado en la casa!

 

3. Evitar el sabor a pescado congelado

Compras un pescado delicioso y lo congelas. Lo cocinas y…tiene un regusto a pescado congelado. ¿Conocéis ese sabor? Pues el truco de la leche también funciona para esto. Lo secas bien y lo aliñas con otro gran aliado, el limón. Estará jugoso y suave al paladar.

 

4. Evitar que se pegue el pescado a la plancha

Para este mal, el mejor remedio es la temperatura y el material de la sartén o plancha. Debe estar bien caliente, y ser antiadherente. Otro truco infalible para evitar que se pegue es usar papel de horno. Corta el papel de horno del tamaño de la sartén. Píntalo con aceite o mantequilla. Cocina el pescado sobre el mismo. ¡Voilà!

 

5. Adiós a las espinas

¿Te encanta el pescado, pero solo comes varitas de merluza para evitar las espinas? ¡Se acabó! Aquí Isidro te lo pone en bandeja. Elige entre nuestras hamburguesas o nuestro delicioso sushi. A disfrutar 😉

 

6. La fritura perfecta

¿Cómo conseguimos un pescado crujiente y nada aceitoso? Pues lo primero y muy importante es secar bien el pescado. Después lo rebozamos y lo metemos en la nevera unos 15 minutos antes de freír. Calentamos bien el aceite (sin que llegue a humear). Y finalmente freímos por tandas para que se haga por todos lados. Sacamos y escurrimos sobre papel de cocina. ¡A disfrutar!

fritura-perfecta

7. Quitar el olor de pescado de las manos

A veces podemos quedarnos con el olor a pescado en las manos. Lavarlo con agua y jabón no siempre es suficiente. Para ello, podemos optar por un remedio natural como es el vinagre y limón. Nos frotamos las manos con la mezcla, aclaramos con agua y listo. También podemos hacernos con un “jabón” de acero. Válido también para el olor a ajo.

 

8. Pelar los langostinos velozmente

¿Te encantan pero te resulta un rollo pelarlos? O tal vez quieres enseñar a tus peques para que lo hagan ellos solos. Lo único que debemos hacer son 3 movimientos. Uno, sacar la cabeza. Dos, agarrar todas las patas y girar su cuerpo levantando toda la piel a la vez. Tres, tirar de la cola. Listo, langostinos pelados. Prueba los de Isidro, ya cocidos. Una delicia.

 

9. Las mejores sopas y arroces de marisco

Cada vez que vas a un restaurante y comes un arroz de marisco te preguntas cómo consiguen ese sabor tan intenso. El secreto es la base. Un buen caldo de pescado y marisco. Echa un vistazo a la receta nº1 de este post y arrasa en tus celebraciones.

 

10. Evitar que la sepia quede dura

La sepia es un plato del mar delicioso. Isidro te la pone en bandeja limpia y lista para preparar. Sin embargo, una sepia dura no es ningún manjar. Prueba a meter la sepia en leche una hora de cocinar ya que ayuda a evitar que endurezca. También puedes probar a meterla en agua tibia con una cucharada de bicarbonato alimentario. Después, cocina como más te guste, ¡notarás la diferencia!

 

¿Qué truco te ha gustado más? ¡Cuéntanos!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario