Los beneficios del pescado para la Salud

El próximo 7 de abril será el Día Internacional de la Salud. Por ese motivo, hoy os hablamos de los beneficios del pescado para la salud.

Consumir pescado, la mejor defensa

 

El pescado tiene poca grasa y menos calorías. Disminuye el colesterol y protege tu corazón.

El pescado es un elemento esencial en una dieta saludable. El pescado, sobre todo el azul, nos aporta grasas insaturadas denominadas ácidos grasos omega-3. Su consumo está recomendado para todo el mundo, pero está especialmente indicado para quienes padecen de hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipercolesterolemia y riesgo de enfermedad cardiovascular o cerebrovascular.

– Varios estudios estiman que un consumo de unos 3 gramos diarios de Omega 3 mejora los niveles de azúcar en sangre y reduce la hipertensión arterial.

Estos efectos dependen del tipo de pescado y su composición grasa, pero aproximadamente equivale a comer pescado azul 3 veces por semana.

– El pescado alimenta tu mente.

El pescado y los mariscos contienen zinc, fósforo, vitamina A y B12, ácido fólico. Todos estos nutrientes son los que intervienen en la concentración, la memoria y el rendimiento intelectual.

– El pescado fortalece tus huesos.

Hay pescados en los que también comemos las espinas como en el caso de las sardinas, las anchoas y esto supone calcio para los huesos. Puede llegar a contener tanto como en un vaso de leche.

– El pescado tiene nutrientes esenciales para el crecimiento.

Debido a su alto contenido en proteínas y en aminoácidos esenciales, se recomienda alternar el pescado con carnes y legumbres para favorecer el crecimiento y desarrollo corporal tanto durante la infancia, como la adolescencia, el embarazo o la lactancia.

 

 

Falsos mitos

Existen muchos mitos acerca del consumo del pescado. El más conocido es que hay que evitar el consumo de pescado azul porque es muy graso y eleva el colesterol. Hace ya un par de décadas que está probado que esto no es verdad, sino más bien lo contrario. El pescado azul es efectivamente alto en grasa, pero un tipo de grasa muy especial que aumenta el “colesterol bueno” y ayuda a reducir el “colesterol malo”.

 

Conoce las diferentes grasas

Las grasas no deberían superar el 30% del total de lo que comemos en un día. Sin embargo, cada día superamos estas cifras y las consecuencias son el aumento de peso y todo tipo de complicaciones de salud asociadas. Pero… ¿sabéis quién es quién en el mundo de las grasas?

A continuación os mostramos un breve apunte de cada tipo de grasa y en dónde se encuentran:

Grasas saturadas: se encuentran en mayor cantidad en alimentos de origen animal como carnes rojas, leche entera y sus derivados no desnatados como: queso, helados… Su consumo se relaciona con un aumento de los niveles de colesterol “malo” (LDL) y triglicéridos.

• Grasas insaturadas: se encuentran en mayor cantidad en alimentos de origen vegetal como los aceites vegetales (aceite de oliva, girasol o maíz), en frutos secos (nueces, almendras…), y en pescados azules (salmón, sardinas, atún…). Su consumo contribuye a mantener niveles saludables de colesterol “bueno” (HDL).

Grasas trans: Se encuentran en alimentos fritos, snacks y dulces industriales (bizcochos, bollos, galletas). Su consumo provoca en el organismo un efecto más negativo que la grasa saturada ya que aumenta los niveles de colesterol “malo”(LDL) y reduce el “bueno” (HDL).
Resumiendo, debemos reducir el consumo de grasas saturadas y aumentar el de grasas no saturadas, al mismo tiempo que tenemos que eliminar gradualmente las grasas industriales de tipo trans.

 

Nuestros productos

Isidro te lo pone en bandeja con su Salmón en salsa barbacoa o a las finas hierbas de nuestros Apetitosos listos en 2,5 minutos, hechos al vapor y sin colorantes ni conservantes. Si te apetece que vengan ya con guarnición incluida, te ofrecemos la trucha al eneldo y limón con patatas o el salmón en salsa grill con arroz.

¿Te animas a preparar una deliciosa receta de pescado con nuestros productos frescos de Isidro? Entonces te proponemos que elijas entre cualquiera nuestros envasados como las rodajas o los lomos de salmón, el filete de trucha y de sardina, como selección de pescados azules ricos en Omega 3.

Aquí te proponemos unas tres recetas fáciles para inspiraros 😉

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail